Mención a unas de nuestras piezas en un reportaje de catas de vino

El siguiente elemento necesario es una escupidera. El nombre ya nos da suficientes pistas porque la idea es poder catar muchos vinos sin tragarlos ni salir rodando de la sesión. En casa es una tontería el uso de una escupidera pero cuando se trata de catar muchos vinos es obligatorio, incluso en casa.  Las hay de muchos tipos pero para catar con cierta clase, se impone una escupidera en condiciones. La mía está hecha por el ceramista Pedro León que en los últimos tiempos se ha convertido en el ceramista icónico de los restaurante más reputados por su originalidad y belleza. Sus piezas de porcelana y gres cocidas a alta temperatura admiten lavavajillas y se hacen bajo pedido de forma totalmente artesanal. Ahora que el enoturismo  está tan en boga y las degustaciones tras la visita son un punto importante, las escupideras de este virtuoso artesano serían un plus estético cuando los detalles son tan importantes. Acercarse a su taller es toda una tentación  pero no solo por las escupideras, no pierdan de vista las vajillas, las piezas decorativas y las joyas de Miki Caro

LINK DE LA NOTICIA COMPLETA

 ESCRITO POR :    .

FOTOS DE :    PUBLICACIÓN :    BLOG “5DIAS.COM”